De histérica y amargada a DUEÑA DE MÍ®

¡Firmado por la autora!

Un libro con técnicas de autoayuda para ayudar a las mujeres a reconocerse, reencontrarse y recuperarse.

17,00 
En mi libro, «De histérica y amargada a DUEÑA DE MÍ ®», no solo comparto un proceso de autoconocimiento y las herramientas que me ayudaron a reconstruir mi vida y la de mis pacientes, sino que también impulso el mensaje de que la transformación personal y de vida es posible en cualquier etapa, independientemente de la edad o las circunstancias.

Repites y repites las mismas cosas y nadie te hace caso, gritas porque nadie te escucha, estás acompañada, pero parece que estás sola, te sientes sola… Desde que te levantas no tienes ni un momento para ti, estás muy cansada, a decir verdad, agotada físicamente y de toda esta situación. Todo parece estar fuera de control, tienes cero tolerancia, has perdido la motivación y hasta te has perdido a ti misma…
Quisieras cambiar tu vida, pero no sabes por dónde empezar o cómo hacerlo. Todo parece ser más importante que tú, no reconoces a la persona en la que te has convertido, ¡¿en qué momento te perdiste?! Te sientes frustrada, histérica y amargada.
Este libro pretende enseñarte sobre ti, conocer las razones por las cuales te sientes así; saber qué hacer y cómo hacerlo para reconocerte, reencontrarte y recuperarte a ti misma.
Aprende a ejercer AUTORIDAD sobre ti para conseguir autonomía personal y emocional. De esta forma, lograrás mayor autocontrol, estabilidad y libertad en cualquier momento, en cualquier lugar y al lado de casi cualquier persona.
Renee Aguilar ha trabajado con mujeres de todas las edades y diferentes nacionalidades, conoce sus historias detalladamente, sus miedos, inseguridades y motivaciones más profundas. Ser mexicana y española le ha ayudado a empatizar con diferentes culturas desde diferentes roles y puntos de vista.

No sé cuál es tu historia, pero definitivamente puede ser mejor.
Conócete y ten autoridad sobre ti con voluntad y determinación.
Atrévete a decir: «¡SOY DUEÑA DE MÍ!».