¿Una vida ascendente o descendente?

Nietzsche explica las formas de afrontar la vida. Tener una vida ascendente, con una voluntad de poder más fuerte o una voluntad de poder débil, descendente, que le corresponde una vida así, débil.