Identificar si tienes baja autoestima es el primer paso para remediarlo.

Muchas veces no entendemos por qué no logramos tener una buena pareja o un mejor trabajo, esto se resume en una sola palabra: Autoestima. Aquí podrás identificar si tienes baja autoestima y lo más importante… en qué áreas.

¿Por qué nos cuesta tanto tener una buena pareja, un buen trabajo y tomar decisiones? ¿Por qué nos cuesta tanto? Pues la respuesta es una sola palabra: autoestima. ¿Será que nos falta? Tal vez tú solita te estés metiendo el pie. Vamos a verlo.

Quiero comentarte diferentes cosas sobre la autoestima. Lo primero es que la autoestima es una sola palabra que significa lo que pensamos y lo que sentimos sobre nosotras mismas. Sin embargo, no es una sola en realidad, sino que son diferentes autoestimas en diferentes áreas de nuestra vida. Podemos tener una buena autoestima corporal pero una baja autoestima social, o podemos sentirnos muy capaz en una área, pero en otra área no. Por lo tanto, quiero hablarte hoy de la autoestima en general para que puedas identificar si tienes baja autoestima.

Una cosa también que quiero que quede clara es que la autoestima es dinámica. Unas veces puede estar arriba, otras veces puede estar abajo, y también depende del área que sea. En algunas áreas puede estar arriba y en otras puede estar abajo. Quiero que lo tomes en cuenta también. Quiero que tomes en cuenta que puede variar de nuestro estado de ánimo y también si estamos en nuestros días o no. Por lo tanto, dicho esto, te quiero dar algunas pautas para que la identifiques.

Primero, identificarla interiormente. ¿Te sientes inadecuada en hacer cosas? ¿No te sientes capaz? ¿Te sientes insegura en decidir, en la forma que hablas, en cómo te expresas, en decidir lo que te vas a poner? ¿Te sientes insegura de tu imagen corporal? ¿Dudas mucho de ti? ¿Tienes que estar preguntándole a las demás personas qué hacer con tu propia vida? ¿Sientes miedo de tomar estas decisiones, miedo de hacerte responsable de ti y de tu vida? Ese miedo que no te deja avanzar, ese miedo de ser activa para resolver problemas de tu vida. ¿No te sientes merecedora de una buena pareja, de un buen trabajo, de descansar? ¿No te sientes merecedora de tener una buena vida, de ser feliz? Estas son pautas que pueden darte un remolino interno, decir «sí, yo dudo mucho de mí, yo me siento insegura en esta área». Puedes empezar a separar las áreas de tu vida y decir qué tan insegura te sientes en cada una de ellas.

Ahora vamos a ver la parte exterior. ¿Cómo es que lo decimos sin decirlo? Muchas veces lo decimos en la forma en que nos expresamos, en las palabras que utilizamos. Por lo tanto, necesito que te escuches. Escucha las palabras que utilizas, pero también tu tono, tu voz, el ritmo, la velocidad con la que hablas. Tu voz dice muchísimas cosas. Las conversaciones que tienes se pueden ver y notar, más bien, escuchar, si tienes baja autoestima. ¿Qué temas hablas?

¿Acaso sientes amenaza de otras personas? ¿Las criticas, las juzgas? Porque bien digo yo que las personas que critican y que juzgan, a sí mismas también se critican y se juzgan. Por lo tanto, ten mucho cuidado en este tema.

También podemos ver en el exterior nuestra forma de hablar con las manos, con los gestos. ¿Si miras hacia abajo, si no miras a los ojos? ¿Si estás con las manos en los bolsillos, qué escondes? ¿Cómo te vistes? ¿Te vistes siempre de negro, te vistes para ocultar tu cuerpo como si fuera a un saco de patatas, aguado, flojo, sin forma? ¿Te quieres esconder? ¿Cómo te vistes? Esa es la pregunta. ¿Y cómo te arreglas? ¿Te maquillas, te peinas, te pones perfume? ¿Te sientes bonita o todo lo contrario? ¿Para qué te maquillas si no vas a salir? ¿Para qué te maquillas y vas a ver a las mismas personas de siempre? ¿Te peinas, no? Nada más me hago ahí un cola… Dime, ¿cómo te arreglas? Eso también tiene mucho que ver con tu autoestima.

¿Cómo caminas? ¿Caminas segura, caminas dudosa, caminas viendo al piso? ¿Saludas a la gente, sonríes? Son cosas tan puntuales y que diríamos tan naturales, pero no cualquier persona lo hace de una forma natural, sino que se esconde. Para mí, hay una autoestima baja y una autoestima sana. Hay autoestimas infladas que lo único que esconden es la inseguridad y la baja autoestima. Pero tener una autoestima sana se ve, se ve porque es como si abrieras, como si te abrieras de adentro hacia fuera, como que florecieras. Todo es hacia afuera, hacia arriba. Es grande. Sin embargo, cuando la autoestima es baja, todo es hacia dentro. Te encoges, te reprimes, te escondes. Hay que tener mucho cuidado con el tipo de autoestima que tenemos, porque de eso depende también el tipo de decisiones que tomemos en nuestra vida. Y es muy importante poder identificar si tenemos esa baja autoestima. Porque solamente identificándola, podemos tomar acción para mejorar, para aprender, para conocernos.

Identifica si tienes baja autoestima. Ponme en los comentarios si quieres algún tema en específico que yo aquí te ayudaré a ser dueña de ti.

Nos vemos hasta la próxima.

Renee

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *